DECÁLOGO DE SALUD CAPILAR

1. Lavar el cabello siempre que esté sucio y si es necesario a diario. Lo que no se debe de hacer es ser muy agresivo con el lavado y utilizar champús con escasos surfactantes que hagan poca espuma y de ph ácido. 

2. El pelo debe cepillarse a diario de forma respetuosa y con cepillos adecuados. 

3. Podrán utilizarse productos capilares (tintes, lacas, gominas..) siempre que se utilicen en su justa medida sin abusos y siempre que sean productos suaves y no agresivos.

4. Con respecto a los métodos físicos de alisado (planchas y secadores) se aconseja utilizarlos con protectores térmicos previos, con pelo húmedo incluso más bien seco y con una frecuencia semanal baja. Se aconsejan los periodos de descanso. 

5. La dieta adecuada rica y variada es el mejor tratamiento nutricosmético para el cabello sano. Sin embargo en épocas de mayor estrés y alimentación no adecuada podrá valorarse la toma de complejos vitamínicos sobre todo ricos en cistina y vitaminas del grupo B.

6. Vigilar estrés y tabaco. En períodos de estrés, el pelo en fase de crecimiento entra de forma prematura en la última fase del ciclo del cabello produciendo una caída exagerada y una disminución en el grosor de la fibra capilar. Además el estrés y el tabaco pueden producir vasoconstricción de los vasos sanguíneos existentes en el bulbo capilar disminuyendo el aporte de nutrientes del cabello.

7. El corte del cabello no garantiza su crecimiento. No está demostrado que por cortar el pelo se revitalice su crecimiento sin embargo si se mejora su aspecto al eliminar la fibra capilar dañada. 

8. La alopecia debe ser valorada por un especialista que indique las pruebas diagnósticas que deben realizarse así como el mejor tratamiento individualizado en cada caso.

9. Con respecto al tratamiento de la alopecia. Existen múltiples tratamientos médicos no quirúrgicos para los distintos tipos de alopecias. La más frecuente, que es la alopecia androgenetica, puede tratarse con minoxidil y distintos antiandrógenos (finasteride en hombres y ciproterona o espinolactona en mujeres). El champú no sirve como tratamiento de la caída del cabello.

10. Con respecto a las técnicas más invasivas para el tratamiento de la alopecia (láser, mesoterapia capilar, trasplante…). Es importante ser prudentes y cautelosos y siempre dejarse asesorar por un especialista formado en la materia, de esta forma se minimizarán los riesgos y se mejorarán los resultados. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

NUEVA OPCIÓN TERAPÉUTICA PARA LA ALOPECIA ANDROGENÉTICA